El Pecado de perder el foco

Los obstáculos son aquellas cosas que se nos aparecen en la mente cuando perdemos de vista el objetivo

Cuentan las leyendas que los antiguos arqueros, denominaban pecado al acto de desviar el blanco en sus tiros; errar al objetivo, perder el foco.

Los seres humanos siempre tenemos dos opciones en todo lo que hacemos, pensamos en lo que queremos lograr o pensamos en lo queremos evitar. Y curiosamente, cuando pensamos en lo que queremos evitar, ocurre aquello que no deseamos.

Este fenómeno mental, fue denominado posteriormente por Warren Bennis como “Factor Wallenda”, insinuando que los obstáculos son aquellas cosas que se nos aparecen en la mente cuando perdemos de vista el objetivo. Este principio tan simple, me ha permitido observar el fenómeno de la accidentabilidad de nuestras Compañías mineras desde este prisma, y bien acá cabe la pregunta:

Cuando enfrentamos la Seguridad en nuestras faenas, ¿lo hacemos pensando en el objetivo o en lo que no queremos lograr? ¿Pensamos en la prevención de accidentes o en la implantación de conductas y hábitos de seguridad?

Pecado es perder el foco y mirar la seguridad como una tarea más y no como un valor, pecado es poner nuestro foco solamente en evitar accidentes y no en la instalación de hábitos y conductas seguras, pecado es no dar en el blanco.

aficheliderazgo

1 comentario en “El Pecado de perder el foco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?