FOCO Y RESULTADOS

El escenario está obscuro, de pronto se enciende un foco desde lo alto que ilumina al artista. El espectáculo está fluyendo y el público enfocado gracias a esa mágica luz que direcciona nuestra atención. Con nuestros pensamientos ocurre algo similar. Poner foco en lo que queremos que ocurra, significa enfocarse en los objetivos, iluminar con los ojos de la mente aquello que deseamos lograr.

Este es el tema que trataremos hoy en la entrevista que realizarán a nuestro Director Ejecutivo Oscar Cáceres en radio ADN en el 91.7 en Santiago del dial FM. La cita es en el matinal de ADN a las 11:00 hrs.

Podemos decir que nuestra mente se enfoca en algo cuando instalamos una verdadera mira telescópica interna en nuestra mente. Cuando dispersamos nuestro pensar decimos que perdemos foco y junto con perder foco, se dispersa nuestra energía para lograr lo que inicialmente estaba en nuestra mira. El espectáculo pierde fuerza y la atención se dispersa. Enfocarse en los pensamientos correctos requiere destreza y entrenamiento mental para que el enfocador interno, nuestra mente, nos permita llegar en la vida a donde realmente queremos.

2 comentarios en “FOCO Y RESULTADOS”

  1. Roberto Toro Núñez

    La pérdida del foco hace tiempo viene haciendo ruído en el pensamiento de los chilenos , las causas y factores resultan ser múltiples, partiendo por el aparato de televisión que permitió conversar situaciones familiares importantes conjuntamente con ver la teleserie o un programa de entretención por allá por la década del 70″ y que decir del ambiemte de concentración hoy en medio de la farándula , la teleserie, el computador, el MP3, MP4, el equipo musical etc.
    Para muchos esta capacidad de convivir y practicamente co-existir con tanto medio tecnológico, es considerado un acierto o una virtud de las generaciones jovenes, sin embargo para muchos, y cro coincidir con el autor, el perder el foco de lo central y sobre todo la incapacidad de concentración, es sinónimo de medicridad y poca serie frente a un asunto. Prueba de lo anterior es la bajísima capacidad de comprensión lectora , paupérrimo vocabulario y escasa información que poseen nuestros jóvenes,producto de esa»mal entendida capacidad de atender varios estímulos o elementos de comunicación a la vez»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas ayuda?