Quiero emprender y no morir en el intento

Las estadísticas de fracaso de los emprendimientos en países como los nuestros son abrumadoras; más del 80% de las iniciativas de este tipo deben cerrar sus puertas antes de los dos años de funcionamiento, y sólo un pequeño porcentaje pasa la barrera de la subsistencia y logran crecer y proyectarse a más largo plazo.

En mi tradición de observar los sistemas de creencias y las motivaciones que llevan a una persona a emprender con éxito, hoy me atrevo a aseverar que existen al menos tres características transversales que siempre estarán presente en los proyectos que logran sobrevivir:

– Claridad en lo que se quiere lograr y foco mental persistente en eso
– Convicción y una sensación de certeza inamovible en relación al éxito del proyecto
– Trabajo persistente, entusiasta y alineado con los focos estratégicos del que emprende.

De estos tres factores creo en mi experiencia, que lo más relevante es iniciar un emprendimiento con la absoluta certeza de que el proyecto florecerá y que llevará a quienes lo lideran, al lugar que en algún momento ellos mismos soñaron. Este estado tan particular siempre presente en quienes saborean permanentemente el éxito de sus iniciativas, se llama Convicción.

La Convicción es un “estado de certeza” que literalmente nos invade en nuestras emociones y en nuestra corporalidad, es difícil de explicar sin embargo, no permite lugar a duda respecto del destino de nuestros sueños. “La probabilidad de fracasar sencillamente no esta presente; no existe”

Cuando esta energía poderosa esta ausente en nuestras iniciativas, perdemos fuerza, perdemos Pasión y por supuesto debilitamos la creencia de que “si es posible” y por lo tanto junto con emprender, elaboramos muchas veces de manera incluso inconsciente, un plan B; por si “la cosa no resulta”.

Emprender con Pasión y convicción, debe nacer con Fuerza en nuestros corazones, no debe ser “solo una opción por si acaso…”, requiere de coraje y decisión, de esa certeza que funciona como un poderosos imán frente los que nos acompañan y siguen; es la Convicción, un verdadero ”estado del alma” (estado de ánimo) que nos impulsa con determinación a cumplir con nuestro plan, desechando de plano cualquier posibilidad de un plan B pues, un plan alternativo siempre te quita energía para lograr tu verdadero propósito.

Por lo tanto, si has decidido emprender como una posibilidad solamente, o si después de quedar sin empleo sientes que la única opción es arrendar una oficina para “hacer algo”, o sencillamente inicias tu negocio y sigues siendo empleado para alguna empresa, lo mejor entonces es desechar la idea pues, inicias tu camino con miedo, con temor a perder, con “un pié dentro y el otro fuera” es decir, sin la necesaria convicción que finalmente, es la mágica energía que nos impulsará de verdad hacia la construcción de un futuro mejor para ti y las personas que amas.

Te invitamos a desatar tu Fuerza interior, tus sueños postergados y tus anhelos más profundos adormecidos y transformarte en aquel que proyecta en su andar su seguridad frente a los desafíos que la vida impone y que transita por la vida con una mezcla de Paz interior, Seguridad en mismo y la poderosa creencia de que todo es posible. “De los Emprendedores es el Reino de los Cielos”

Visita nuestro sitio www.personasextraordinarias.com en donde encontrarás valioso material que te aportará en tu reseteo mental para transformarte en el ser humano que siempre quisiste ser.

bannerPilotoV6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?