Tres virus mentales que atentan contra nuestra efectividad personal

Sin duda alguna que una de las características de las “personas extraordinarias” es aquella relacionada con lo que conocemos como “efectividad personal”; la capacidad para lograr con fluidez, elegancia y determinación todo aquello que nos proponemos ya sea en el plano personal como en el ámbito laboral.

Nuestra mente, frágil a propósito de nuestra condición humana, normalmente es víctima de algunos “virus” que, de la misma forma que un virus biológico, nos invade, nos deteriora y nos hace perder nuestra fuerza en el logro de nuestros propósitos más preciados.

A continuación detallo tres de los virus más recurrentes que pueden invadir nuestra mente y generar pérdida de certeza, de convicción o sencillamente de fuerza anímica para desplazarnos hacia los espacios que queremos para nuestra vida:

PERDIDA DE FOCO

El foco mental es probablemente el aliado más poderoso que los seres humanos tenemos disponible para avanzar con claridad hacia nuestros objetivos. El foco mental se desprende de nuestras visiones y se posicionan en nuestra mente como imágenes poderosas que nos recuerdan permanentemente hacia donde debemos transitar. Perder el foco es transformar esas imágenes mentales en representaciones confusas, poco claras o sencillamente, las sacamos de nuestra mente y de manera inconsciente, las cambiamos por otras que no se ajustan al logro de nuestras visiones.

FALTA DE ALINEAMIENTO ENTRE LO QUE HAGO Y MIS FOCOS

Al tener claridad en nuestros focos mentales, el paso siguiente es alinear lo que hago durante los días que transcurren en mi vida, con esos focos. Por lo general, más de la mitad de las cosas que hacemos en un día cotidiano, no tiene nada que ver con nuestros focos mentales. Horas valiosas perdidas en las redes sociales, en chateos irrelevantes o sencillamente, en trance frente a una pantalla dejando escapar los valiosos minutos y horas de nuestra vida que transcurren sin vuelta atrás. Si tienes un foco mental claro y preciso, ocúpate en chequear si lo que haces día tras día, se ajusta a tus focos o estas siendo víctima del virus de la falta de alineamiento.

PROCRASTINACION

Procrastinar es el arte de “dejar para mañana lo que puedo hacer hoy”. Procrastinar es dejar deliberadamente para “más adelante” aquello que podría hacerse hecho en el momento. Las razones por la cuales opera este virus pueden ser muchas; la instalación del hábito de no concluir con lo programado, el temor a afrontar tareas que nos pueden parecer complejas o sencillamente aplazar porque lo urgente nos apabulla frente a lo importante.

Cualquiera de estos virus mentales pueden llegar a ser muy dañinos en nuestra efectividad personal y pueden poner en peligro, el logro de nuestros objetivos y propósitos. Una libreta personal para anotar y hacer seguimiento a nuestros focos y objetivos y un calendario mensual suelen ser de gran ayuda a la hora de potenciarnos en nuestra efectividad personal y transformarnos en poderosos “achievers” y cumplir con nuestros sueños, visiones y objetivos que la mayor parte de las veces, se nos diluyen en el “estado febril” que estos virus generan en nuestra mente.

Que tengan una feliz semana y recuerden que en Noviembre tenemos nuestro último EPM MASTERY en el 2015 y ya tenemos varios cupos reservados para esta última versión en este año. Aprovecho también manifestar mi gratitud por tan linda experiencia vivida en el MCA en este fin de semana, con mi conferencia “claves para transitar hacia una vida extraordinaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?