¿Mucho que leer?

Te sientes abrumado por un exceso de información que te parece interesante, pero no sabes cómo hacerlo para leerla toda.

Aquí 3 clasificaciones que pueden ayudarte a que te organices mejor:

1.- Lectura Crítica: Toda aquella que sea relevante para tu trabajo o tu desarrollo profesional. Lo ideal es que le asignes un tiempo durante el día y la incluyas en tu lista de tareas.

2.- Cosas que me interesan: Son las que me gustaría leer algún día, pero que no es urgente hacerlo. Puedes aprovechar el tiempo libre en tus trayecto a alguna parte o mientras esperas, llévalas (en formato electrónico o físico) mientras viajas en avión, en el bus o la sala de espera del dentista, etc.

3.- Lectura puramente recreacional: Es lo que suelo dejar en mi velador, cuando tengo ganas de divertirme, en general se trata de contenidos más livianos y que me permiten relajarme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas ayuda?