Un notable ejercicio de victimismo

Una de los aspectos notables del lenguaje, es su poderosa influencia en nuestras formas de pensar y en la manera en que determina nuestros estados de ánimo y la forma de “pararnos en el mundo”. Es así como con el lenguaje podemos caer en estados positivos o negativos, ser precisos o imprecisos a la hora de pensar o comunicarnos o entrar en estados de victimismo o protagonismo.

Frente a esto último, las víctimas sienten que “las cosas les pasan” en cambio los protagonistas se sienten “haciendo que las cosas pasen” en algo que hoy se le denomina “accountability”, un término inglés que no tiene una exacta traducción al español pero que insinúa la idea de “hacerse cargo”.

En el mundo cotidiano si en una relación de pareja la mujer decide romper con su pareja, la victima dirá “me dejó botado”, “me abandonó” o expresiones similares, generando un repertorio de excusas no pocas veces muy creativas, en cambio el protagonista pensará “no fui capaz de retenerla a mi lado”… y se hará cargo.

En nuestra querida ciudad hemos sido testigos en las últimas horas de notables ejercicios reiterados de victimismo tanto de las autoridades como de los representantes de la poderosa sanitaria Aguas Andinas. Es que el hacerse cargo en ambos casos es muy costoso.

Es así como frente al grosero error de la concesionaria Costanera que de una manera inédita no previó el inesperado cauce fluvial que terminó con cinematográficas imágenes, nuestras autoridades locales se desentienden de cualquier responsabilidad trasladándola directamente a la empresa concesionaria. ¿Y … dónde queda la responsabilidad en la autorización de las obras, o la fiscalización de las mismas?

Otra escena que llama la atención dice relación con las innumerables declaraciones del vocero de la sanitaria Aguas Andinas quien en un afán inamovible por proteger la imagen de la Compañía, niega cualquier responsabilidad de la empresa en el corte del servicio afectando a mas de 4 millones de ciudadanos. Lo curioso es que el mismo desliza en algún momento de la entrevista que están en trabajando en una inversión que permitirá una autonomía de 76 horas en la distribución frente a eventos como estos.

A mi me hubiese gustado ver declaraciones del tipo “no fuimos capaces de fiscalizar adecuadamente las obras en el sector afectado; no previmos el evento y asumimos la responsabilidad frente a esta lamentable situación”. En el caso de la sanitaria, hubiese sido de protagonistas declarar algo así como “no fuimos capaces de procesar el agua con ese nivel de turbiedad, reconocemos que el volumen de nuestras inversiones han sido insuficientes frente a este tipo de desastres sin embargo, nos encontramos trabajando en ello, les haremos saber como compensamos a nuestros clientes”

El mundo real es distinto. Estamos contaminados con el virus del victimismo; no nos hacemos cargo, nos “lavamos las manos” frente a lo que debieran ser nuestras responsabilidades y lo mas trágico es que frente a esta verdadera cultura de lo irresponsable, no pasa nada…!!!

Les invito a una reflexión respecto de esto pues las personas que asumen sus responsabilidades, crecen, son efectivos y finalmente mas libres y mas felices. La victimas sufren pues en el fondo saben de su virulenta incongruencia.

Les espero el Miércoles en nuestros espacios VIDA TOP a las 12:00 horas y Conversando en Positivo en Radio Universidad de Chile 102.5 a las 18:00 horas.

Finalmente les invito a conocer de nuestro próximo EPM MASTERY, los días 26, 27 y 28 de Mayo en www.personasextraordinarias.com

Un abrazo a todos y saludos solidarios a nuestros amigos del Ecuador

3 comentarios en “Un notable ejercicio de victimismo”

  1. Concuerdo completamente, pero me imagino que además de cuidar la imagen de la empresa, asumir la culpa de alguno de estos eventos, les puede acarrear consecuencias legales, abriendoles flancos para ser atacado.

    Pero además es importante destacar que Aguas Andinas es uno de los grandes financistas ilegales de la política, posiblemente este tremendo error no tendrá consecuencias o serán solo superficiales, a pesar de las frases altisonantes de las autoridades.

  2. En estos casos resulta que la verdad suele ser mal mirada por las Organizaciones, comento esto porque a mi en lo personal muchas veces se me ha cuestionado en las reuniones con los gerentes en donde yo con mucha valentia y convicción interpelo a que toman deciciones en diferentes materias de la empresa, luego me indican mis jefes que yo no se como actuar ante los gerentes jajajajaj. Es un tema de la cultura y la idiosincrasia del Chileno es como un miedo que los paraliza, el estar sin trabajo, etc. A mi me dicen » Claro como tu no tienes hijos» jajajajaj y son víctimas…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas ayuda?